La poesía también es cosa de notarios

Alberto Sáez de Santa María publica un libro que indaga en el complicado legado de Vicente Aleixandre

Alberto Sáez de Santa María indaga en historias relacionadas con el patrimonio cultural. :: a. méndez

Alberto Sáez de Santa María indaga en historias relacionadas con el patrimonio cultural. :: a. méndez

No es cierto que el mundo notarial sea aburrido, burocrático y gris, aunque para el común de los mortales , en la distancia, lo parezca. Un notario, rodeado de legajos y dando fe sin parar con su firma. Alberto Sáez de Santa María desmonta ese concepto.

Este jurista, que ejerce en Cáceres, acaba de publicar ‘El Archivo Vicente Aleixandre’, una obra publicada por la UEX en la que desentraña el curioso caso del legado del poeta sevillano, una historia que trascendió en los medios y que le atrapó desde el principio. «Yo soy muy lector de periódicos, compulsivo, como gente de mi generación, y mantengo una constante y permanente relación con la actualidad, cuando surgió este tema inmediatamente pensé que esto tenía sustancia jurídica». Eso fue en 2013. Hasta el año siguiente no puso las bases de esta obra de análisis, que terminó de imprimirse en enero de 2017.

Alberto Sáez de Santa María nació en Sevilla en el año 1957. Hijo de notario, ha vivido en diferentes ciudades a lo largo de su vida. Se educó en Salamanca, destino profesional de su padre, en donde estudió la carrera. Muy joven, con 27 años, aprueba la oposición a notario y su primer destino fue en Colmenar, un pequeño pueblo en La Axarquía, Málaga. Cieza (Murcia), Ponferrada, en León y Burgos han sido sus destinos previos a Cáceres, en donde lleva nueve años y a donde acudió por ser la ciudad de su mujer. «Los notarios vivimos como viajantes». Es el paso lógico por las notarías de Tercera y de Segunda hasta las de Primera, una distribución en función de la población de las localidades.

Fuente: hoy.es

Responder