Ana Botía González, una joven de 25 años, nueva notaria de Hellín

11/11/2018

Nacida en Murcia, consiguió ganar su oposición al primer intento, después de tres años de preparación

Ana Botía González es la nueva notaria de Hellín, una joven de 25 años, natural de Murcia, donde llevó a cabo sus estudios de Derecho, con Premio Extraordinario en el Grado, para después dedicar tres años de su vida a preparar la oposición, que consiguió sacar en el primer intento con un magnífico resultado, siendo la opositora más joven de la región murciana, con el número 30 en un total de 85 opositores.

Ana, ya tiene precedentes en su familia en esta función, su padre es notario, ella, como nos cuenta, comenzó la preparación para las oposiciones en el Colegio Notarial de su ciudad, con las notarias de Moratalla y Almenara (Castellón), para continuar en la fase final con Carmen Rodríguez, notaria de Cieza, todo ello en la parte teórica. En la parte practica con varios preparadores, donde intervino su padre que ejerce en Callosa del Segura (Alicante). El examen lo llevó a cabo en Madrid, donde tuvo que pasar el duro trago de enfrentarse a un tribunal del que dependía en una gran parte su futuro laboral.

Ana también nos relata cómo fueron los tres largos años que estuvo “enclaustrada” dedicada solamente al estudio:
“Es difícil, pero se puede aguantar sobre todo si haces acopio de fuerza de voluntad, teniendo claro que es un periodo breve de tu vida, pero muy complicado, en el que estás haciendo una inversión que tiene que salir adelante. También donde ves las cosas buenas y malas de la vida y la gente que te apoya se da a conocer. Mi padre fue la persona clave, mi referente, y el que siempre se mostró seguro de que iba conseguirlo. Yo creo que cuando aprobé se alegró más que yo, ya que durante todo el proceso fue el que más sufrió. Durante este tiempo no hay bodas, ni bautizos, ni tertulia de cafés, ni discotecas, alguna fiesta familiar como Nochebuena, pero casi nada de nada”.

El último capítulo
“Cuando llegas al tribunal, no puedes dejarte dominar por los nervios, tienes que imaginar que lo que vas a hacer es lo mismo que hacías en Murcia con tus preparadores, ahora la diferencia es que tienes que hacerlo frente a siete personas que no conoces, pero estas haciendo lo que llevas muchos meses realizando. Tienes que ir con seguridad y conociendo que te sabes el temario porque te lo has estudiado a fondo, pero es verdad que impone mucho y tienes que contar con la suerte”.

“Yo, nos continúa, tenía mucho miedo al tribunal al principio, pero la verdad es que fueron encantadores, que ayudan en lo que pueden, y que tienen en cuenta que todos han pasado por el mismo o parecido trance”.

El Trabajo de Notaria
Sobre su trabajo, nos explica con claridad:
“Nuestro objetivo es dar seguridad jurídica, pero como he dicho en otras ocasiones, a mí y a muchos compañeros nos da rabia que digan que los notarios solo estamos para firmar y cobrar. Esto lleva un trabajo tremendo que va a más porque casi todas las reformas legislativas que hacen es para que los notarios, como funcionarios, colaboremos con las administraciones públicas, por ejemplo en materia de blanqueo de capitales o financiación del terrorismo. Por eso cada vez tenemos que hacer más cosas que la gente no ve o no percibe, hay un trabajo previo de estudio tremendo y también después de colaboración. Asimismo hay problemas complicados como las herencias, yo no tengo muchas experiencia personal pero si he visto lo que ocurre en la notaria de mi padre.

Divorcios y bodas
“Además de las que todo el mundo más o menos conoce, desde el año 2015, también en las notarias pueden llevarse a cabo divorcios, siempre que no existan hijos menores, y bodas, una decisión que se tomó con el fin de descongestionar los juzgados, y lo que son las cosas, yo hice mi trabajo de Grado sobre la evolución histórica del matrimonio en España, un tema que no tenía que ver mucho con la notaria, pero que me gustaba, y ahora me va a venir muy bien. Espero que pronto pueda celebrar alguna boda, pues es una ceremonia que me hace mucha ilusión.

Trabajar en Hellín
“Yo elegí Hellín, entre otros destinos, porque ya lo conocía y también a muchos hellineros, sabía que la gente de esta ciudad es muy parecida a la de Murcia. Me informé mucho a la hora de elegir plaza y me decidí a venir aquí donde había una plaza libre desde el año 2012, además tiene un buen número de habitantes y una gran zona de influencia, en las comarcas de los Campos de Hellín y la Sierra del Segura.

“Desde el 25 de septiembre estoy trabajando aquí, aunque ya en mayo sabía que este era mi futuro destino, por eso ya puedo opinar, aunque quizás vaya a parecer que suena a peloteo, pero me encanta la ciudad, que está genial para vivir con tranquilidad. La gente me ha recibido de maravilla, muy acogedora y dispuesta a ayudarte en todo lo que necesites”.

Ana está instalada en el tercer piso del número 35 de la Gran Vía, un piso con mucha luz y unas vistas magníficas, con un amplio horario de trabajo que va de lunes a viernes de 9:00 h. a las 14:30 h. y de 17:00 h. a las 19:00 h. y los viernes solamente por las mañanas.

Sobre la elección del lugar nos explica:
“Cuando vimos el edificio desde la calle, tanto a mi padre como a mí nos gustó su estilo y su ubicación, y sobre todo sus áticos, pero están ocupados y tuvimos que quedarnos en este tercer piso, que también tiene una magnifica vista, una luz maravillosa… y un gran aparcamiento, muy cercano, tanto para nosotros, como para los futuros clientes.

Ya para finalizar, como no podía ser de otra forma, aseguró que ya que le habían hablado mucho de la Semana Santa “casi con lágrimas en los ojos, y en seguida me he dado cuenta de la gran ilusión que los hellineros tenían con su fiesta mayor, por eso tengo muchas ganas de conocerla y el año que viene espero vivirla en todo su esplendor”.

Fuente: elfarodehellin.com

Responder

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.