Muere Ramón Pascual Maiques, notario apasionado de su trabajo y con gran presencia social

Marido de Blanca Fitera, también formaba a futuros profesionales y falleció en su despacho a los 64 años

24 abril 2018

El notario Ramón Pascual Maiques falleció ayer por la tarde repentinamente a los 64 años de edad mientras se encontraba trabajando en el despacho de su notaría, en la calle Moratín, en pleno centro de Valencia. La noticia conmocionó a la sociedad de la ciudad, ya que era muy conocido en el ámbito profesional y social. Desde esta mañana estará en el tanatorio municipal y la misa será a las 18 horas.

Se desconoce la causa exacta del fallecimiento, aunque sus allegados indican que no padecía ninguna enfermedad y que fue algo fulminante. Pascual estaba casado con Blanca Fitera, una mujer perteneciente a una familia muy conocida en Valencia, por lo que era habitual en muchos eventos de la ciudad. Ambos tienen dos hijos.

Quienes conocía a Ramón lo definen como un hombre inteligente, con un cerebro brillante y que poseía un sentido del humor increíble. Estaba muy dedicado a su trabajo, por el que sentía pasión. También se encargaba de preparar y formar a futuros notarios y le gustaba colaborar con la abogacía del Estado.

Al notario valenciano le encantaba por tanto su profesión y era muy familiar, así como también religioso, lo que le inculcaron por tradición en su hogar.

Muy afectuoso, destacaba por su cultura y era muy cariñoso. Sus amigos subrayaban ayer que se trataba de un hombre que valía la pena conocer, además de un gran conversador, muy rápido mentalmente.

Disfrutaba también practicando varias aficiones, como el cine, al que solía ir con frecuencia junto a su esposa, y la música, que le encantaba. De hecho, sabía tocar muy bien las quenas peruanas, un instrumento muy complicado pero que se le daba fenomenal, y que además tenía una colección en su casa.

Fuente: lasprovincias.es

Responder