Si compraste una casa sobre plano y no te la entregaron, recupera tu dinero

Muchas personas que han comprado una vivienda sobre plano han perdido todos sus ahorros, ya que han invertido su dinero en la compra de una casa que nunca se les ha entregado. Este es el caso de Inés, Joaquín y Beatriz, tres afectados por la compra de vivienda sobre plano a los que El Defensor de tu Vivienda ha ayudado a recuperar todo su dinero, más los intereses legales correspondientes.

 

A pesar de la frustración que los tres sentían por ver truncado su sueño de tener su casa, recuperaron la esperanza y han encontrado la solución a su situación. “Conocí a El Defensor de tu Vivienda por un anuncio de un periódico, llamé porque no perdía nada y ha sido la solución a mis problemas”, afirma Joaquín. “Fue un soplo de esperanza tremendo, porque en cada reunión que tenía con ellos me demostraban con papeles que era muy fácil que ganáramos”, explica Beatriz. “Cuando te dicen que recuperas tu dinero sientes mucha alegría y la sensación de poder seguir adelante”, sentencia Inés.

Al igual que Inés, Joaquín y Beatriz, miles de afectados han recuperado su dinero gracias a El Defensor de tu Vivienda quien confirma que los cooperativistas y compradores de vivienda disponen de una vía para recuperar las aportaciones que hicieron en pago de las casas que nunca llegaron a entregarles incrementadas con los intereses.

La Ley 57/68: clave para la recuperación de las aportaciones

La Ley 57/68, vigente hasta el 31 de diciembre de 2015, exigía a las promotoras y cooperativas contratar un seguro o un aval bancario que garantizase la devolución de las cantidades entregas por los compradores de vivienda, así como los intereses, en caso de que éstas no llegasen a construirse o no se entregasen en el plazo convenido.

Si la promotora o la cooperativa no contrataron ese seguro o aval, entonces, el banco es responsable, ya que esta ley exigía también a las entidades bancarias cumplir la labor de vigilar que la promotora o cooperativa tuviesen contratado dichas garantías para que, en caso de que las viviendas no se entregasen, los compradores de vivienda estuviesen protegidos y pudiesen recuperar las aportaciones que hicieron en pago de dichas viviendas con intereses.

A pesar de que se trata de una ley que tiene casi 50 años, lo normal entre los compradores que se quedaron sin vivienda por el boom inmobiliario ha sido acudir a los juzgados y reclamar al promotor o al gestor. Sin embargo, en la mayoría de estos casos, los compradores a pesar de haber conseguido una sentencia a favor, en raras ocasiones han recuperado su dinero, ya que la mayoría de las promotoras y cooperativas se declararon insolventes y no han hecho frente a esas condenas.

Por eso la Ley 57/68 es la última esperanza para los miles de afectados por la compra de vivienda sobre plano.

obra

 

Los Juzgados y Tribunales dan la razón a los compradores

El Tribunal Supremo dictaba el 21 de diciembre de 2015 una sentencia que suponía un antes y un después para las reclamaciones de los compradores de vivienda. En dicha sentencia el alto tribunal condenaba de manera contundente a las entidades bancarias a devolver a los compradores de vivienda el dinero pagado a cuenta de una casa sobre plano a través de cooperativas y promotoras de vivienda. Aunque ya existían tres sentencias del Tribunal Supremo en 2015, ninguna es tan clara como esta, ya que fija una doctrina jurisprudencial muy concluyente contra la banca: “En las compraventas de viviendas regidas por la Ley 57/1968 las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor sin exigir la apertura de una cuenta especial y la correspondiente garantía responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas por los compradores e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad”.

Con el respaldo de los Juzgados y Tribunales El Defensor de tu Vivienda ya ha ayudado a más de 4.000 afectados a recuperar sus aportaciones.

Fuente: elpais.com

Responder