“Sí, lo entiendo”. ¿Garantizará el puño y letra de los clientes la legalidad de las nuevas hipotecas?

CÉSAR URRUTIA 4 NOV. 2017 03:22

El principal motivo por el que los bancos han sido condenados en los tribunales a pagar cientos de millones de euros en indemnizaciones ha sido que sus clientes declaraban no haber entendido las consecuencias del contrato hipotecario en relación a cláusulas suelo o gastos de formalización. Con la ley que prepara el Gobierno, las demandas basadas en desconocimiento tendrán más difícil prosperar.

 15097411239512

¿Cómo se garantiza la transparencia?
Antes de firmar un préstamo hipotecario, el consumidor deberá recibir con siete días naturales de antelación por parte del banco una ficha de información con las principales características del contrato además de advertencias en la que se incluyen cláusulas sensibles, como las cláusulas suelo.
¿Y quién asesorará al cliente que demanda la hipoteca?
En esos siete días, el consumidor deberá acudir al notario que elija para que compruebe que se le ha entregado toda la información obligatoria y que se ha hecho en plazo, al tiempo que responderá todas las preguntas que le plantee y le explicará las cláusulas sensibles del contrato. El prestatario deberá firmar un acta notarial, que será gratuita en la que manifieste, de su puño y letra, que conoce y comprende toda la información necesaria en su contrato.
¿Será suficiente?
Según Economía, el futuro modelo ofrecerá más garantías que el actual y aunque reconoce que los clientes siempre podrán acudir a los jueces, matiza que será mucho más difícil demostrar el abuso de una cláusula.
¿Y para los jueces?
Se verá si en el futuro llega algún caso con la nueva batería de garantías (fichas informativas, plazos para estudiar, asesoramiento, firma de consentimiento…) que propone el Gobierno. En los tribunales los criterios de transparencia que valoran los jueces son objetivos en el sentido de que es el contenido del contrato el que valida su legalidad, no la firma de un cliente que asegura haberlo entendido, aunque un notario lo haya explicado, y que se añade a la firma de conformidad que ya hoy se exige como garantía. Según este criterio, si un contrato contiene ilegalidades es ilegal con o sin la firma del cliente.
¿Seguirán siendo legales las cláusulas suelo?
Lo que ha conducido al mercado hipotecario a los tribunales han sido las cláusulas suelo opacas. Los bancos se protegen con esta condición de un descenso del euribor, algo legal siempre que sea transparente. Es previsible que en el futuro cláusulas de este tipo o similares sigan existiendo siempre que sean comprendidas y aceptadas por el cliente.
¿Puede caer más el euribor?
Actualmente está en un -1,8% y los expertos consideran que tiene poco margen más para ahondar en terreno negativo. De hecho, la oferta incluida por el Gobierno en la nueva ley para cambiar un contrato a tipo variable a otro a tipo fijo puede ser conveniente si se tiene en cuenta que el plazo de una hipoteca nueva puede ser 25 años y ya para 2019 se dan por hechas subidas de tipos de interés. Es una oferta retroactiva que los clientes pueden considerar y que da más valor a las hipotecas fijas de los bancos.

Fuente: elmundo.es

Responder