Todo lo que puede hacer por ti un notario en materia de vivienda

Estos profesionales pueden mediar antes, durante y después de la compraventa evitando acudir a los tribunales, amén de asesorar en el caso de herencias, separaciones, hipotecas…

testamento_firma

martes 28 de noviembre de 2017

Aunque la función más conocida de un notario en materia de vivienda es la de tramitar la escritura pública de una casa, lo cierto es que estos profesionales pueden acompañar a los compradores y vendedores a lo largo de todo el proceso y además contribuir a resolver muchas dudas y conflictos inmobiliarios, través de la mediación, evitando de esta manera tener que acudir a los tribunales. Y es que, como se destaca desde el Consejo General del Notariado “los notarios, como funcionarios públicos del Estado y expertos en Derecho, pueden asesorar al ciudadano e incluso ejercer como mediadores ayudándoles a resolver conflictos civiles, mercantiles o familiares sin tener que ir a juicio”.

Lo que pueden hacer los notarios en materia de mediación lo explica Fernando Rodríguez Prieto, delegado del Consejo General del Notariado en el grupo de notarios europeos interesados en mediación, que señala que esta opción es muy interesante ya que las partes en litigo pueden alcanzar acuerdos que eviten la vía judicial, con la ventaja de que “una sentencia aplica la ley -al margen de la voluntad- y con la mediación notarial se pueden encontrar soluciones imaginativas que pueden satisfacer a ambas partes”. Con el añadido que puede suponer para los ‘litigantes’ “la tranquilidad adicional que supone la neutralidad, preparación y el prestigio de la función notarial”.

Compraventas

Rodríguez Prieto, que es notario de la localidad madrileña de Coslada pero que además está especializado como notario mediador, señala que la mediación puede ser muy útil en el proceso previo a la compraventa de una vivienda y pone como ejemplo el caso de una persona que permuta un solar a un promotor a cabio de uno o varios pisos, “un proceso largo en el que pueden surgir controversias y que se pueden evitar por ejemplo incluyendo en el contrato de permuta que se acudirá a la mediación en caso de haber discrepancias”.

También en el momento de la compraventa pueden surgir escollos como que “falten licencias o haya dificultades para que el comprador pueda contratar los suministros, problemas que se pueden solventar vía mediación, lo mismo que una vez cerrada la operación en caso de encontrar vicios ocultos en la vivienda, esos defectos que encontramos transcurrido un tiempo desde que adquirimos el inmueble”, aclara Rodríguez Prieto. Además, este notario también resalta la utilidad de dicha labor mediadora en el caso de que haya deacuerdos en las calidades de un piso que se ha comprado sobre plano, modificaciones que a lo mejor no constan por escrito ya que puede que se pactaran verbalmente y que es complicado reclamar vía judicial.

Comunidades de propietarios

Las comunidades de vecinos también pueden acudir a la mediación de un notario y de hecho acuden, por ejemplo, para solventar por las controversias provocadas por propietarios de locales utilizado para una actividad que genera ruido y molesta a los residentes; por el impagos de cuotas o por conflictos culturales, reconociendo Rodríguez Prieto que este tipo de pugnas se convierten en “pequeños infiernos con acusaciones de agravios” en los que la tarea de un notario puede ser apaciguadora.

Las desavenencias tras la herencia de un inmueble son igualmente otro de las causas por lo que más se requiere la mediación notarial ya “a pesar de la intervención de los abogados, los herederos no llegan a un acuerdo sobre la vivienda”, manifiesta Rodríguez Prieto, quien pone de manifiesto que hay circunstancias que pueden agravar las disputas recordando, por poner un caso, el de unos hijos que tiene que compartir la vivienda heredada con la segunda mujer de su padre.

Respecto a cuales son los consultas más frecuentes, el citado notario afirma que durante la crisis fueron muchos los cooperativistas que recurrieron a las notarías por problemas en la entrega de viviendas pero también por cooperativas falsas que en realidad eran proyectos de un promotor encubierto, siendo también muy numerosas las peticiones de información sobre contratos de compraventa, aunque este notario recomienda acudir a un asesor profesional antes de firmar el contrato privado, el de arras.

Las dudas más frecuentes

En relación a su trabajo de asesoramiento, y para informar de ese papel más desconocido que pueden desempeñar los notarios, dichos profesionales recuerdan que pueden contribuir a resolver las dudas más frecuentes que tienen los ciudadanos en materia de vivienda, y para demostrarlo el Consejo General del Notariado ha lanzado una iniciativa centrada en responder las cuestiones más habituales que se reciben cada día en las 2.800 notarías de España, cuyas respuestas se recopilan cada tres meses y se publican en su web, siendo las más comunes aquellas que tienen que ver con las herencias y testamentos, hipotecas y contratos de compraventa, así como las relacionados con el pago de impuestos o con casos de divorcio o separación de una pareja.

Las preguntas que más se repiten tienen que ver con las dudas de quienes reciben una vivienda al morir un familiar del tipo: “He heredado un piso tras la muerte de mi padre ¿En qué comunidad autónoma debo pagar los impuestos? ¿En la que está ubicado el piso?” o por ejemplo: “Mi marido heredó hace poco un piso. ¿Qué derecho tengo yo sobre ese inmueble?”, proliferando las de hermanos que discrepan sobre el futuro del inmueble heredado: “Somos dos hermanos. Hemos heredado de nuestros padres una casa: mi hermano quiere venderla, y yo no. ¿Puede obligarme? ¿Y si uno quiere hacer reformas y el otro no, qué ocurriría?

También son comunes las cuestiones las relacionadas con los derechos de una vivienda comprada conjuntamente en el caso de una separación: “Para la entrada de un piso que compré con mi novio, yo puse más dinero, pero el préstamo hipotecario lo estamos pagando a partes iguales. Si nos separamos, ¿qué parte del piso nos correspondería a cada uno? Si hago un proindiviso, ¿debería hacer separación de bienes cuando nos casemos?”; O sobre los cambios de uso de un local del tipo: “Mi padre me ha dejado un local que me gustaría convertir en vivienda ¿Es posible hacerlo? ¿Cuáles son los pasos a dar?” siendo también muy repetidas las dudas que se tienen antes de la firma de un préstamo hipotecario: “¿Cuáles son los trámites a realizar cuando se acaba de pagar una hipoteca y cuánto hay que pagar?”.

Fuente: invertia.com

Responder