13/06/2020

La función notarial se recupera al mismo ritmo que las Pitiusas: muy poco a poco. «La notaría es el reflejo de la actividad económica de la sociedad», apunta al respecto María Dolores Fraile Escribano, censora tercera de la Junta General del Colegio de Notarios de Balears, algo así como su delegada en estas islas. Aunque sea al ralentí, Fraile es optimista, pero con matices: «Se nota que se reactiva algo, pero lo que son compraventas con hipotecas, con lentitud».

Durante los dos primeros meses del estado de alarma, «se paralizó todo» y los notarios se centraron en los poderes y, especialmente, en las pólizas de crédito, como consecuencia de los créditos ICO y del ISBA con los que el Gobierno y el Ejecutivo balear, respectivamente, intentaron evitar el desmoronamiento del tejido empresarial: «Se firmaron muchas más pólizas de lo habitual, en torno a un 30 o un 40% más, en esa etapa debido a que se facilitaron créditos ICO a un interés muy bajo y con el afianzamiento del Estado», explica Fraile.

Y más que podrían haber sido, pues no todos pasaron por notaría: «Algunas entidades bancarias sólo intervienen notarialmente a partir de determinadas cuantías», advierte. Los créditos ISBA, sin embargo, «siempre pasan por notario». En las Pitiusas, esos créditos fueron a parar a los sectores de la hostelería y la restauración, « y alguno al resto del sector servicios, pues muchas empresas se vieron obligadas a iniciar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE)».

Operaciones previas al 13-M

Lo mismo ocurrió en Formentera, según el notario Javier González Granados: «Fundamentalmente, se firmaron créditos ICO en las primeras etapas (las cinco o seis primeras semanas) del estado de alarma. En torno al 95% de las operaciones que teníamos eran pólizas. El resto, alguna operación urgente con extranjeros que estaban en la isla y tenían billete de vuelta a su país». Coincide con María Dolores Fraile en que se registró un incremento de en torno a un 40% más de pólizas de crédito.

Respecto a las compraventas de inmuebles, «hasta la fase 1 se firmaron algunas sueltas, pero la mayoría eran operaciones que estaban en marcha previamente», detalla Fraile. Se mantuvieron porque «los contratos de arras [señal entregada como garantía] vencían. Se prosiguió por miedo a perder esas cantidades». Porque, subraya la notaria, mientras «los plazos administrativos y judiciales sí que se interrumpieron durante el estado de alarma, los plazos civiles no».

Sólo por urgencia

Hasta la fase 0 sólo pudieron dar fe en operaciones urgentes. ¿Y cuáles lo eran?: «El Consejo General del Notariado dijo que se consideraban urgentes todas las de financiación, como pólizas y créditos ICO e hipotecas, pues había gente que tuvo que hipotecar su casa para sostener su negocio. Para el resto de operaciones, los clientes nos tenían que enviar un correo electrónico en el que justificaran la urgencia». Por ejemplo, se firmaron «muchos poderes, pues la gente no podía moverse» debido al confinamiento.

Apenas se firmaron testamentos, pese a que en otros lugares de España se registraron incrementos del 300%, muchos de ellos de jóvenes que pensaron que, con el coronavirus, sus vidas pendían de la carambola de un contagio: «Hubo una pequeña polémica al respecto –comenta Fraile–, pues algunos notarios lo consideraban urgente y otros no porque estiman que el testamento puede ser ológrafo, escrito de puño y letra por el testador. Yo considero que es urgente pues, al final, el notario te da seguridad y orienta, por ejemplo sobre el respeto de la legítima, para que sea válido.

Una reactivación que cuesta

Fraile asegura que ya se reactivan «las compraventas con hipoteca, las herencias, las actas de excesos de cabida… Se empieza a volver a la normalidad… a la nueva normalidad. Pero todo dependerá de cómo vaya el verano.

«La reactivación –dice al respecto el notario de Formentera– está costando. Sólo estamos haciendo las operaciones que teníamos prácticamente cerradas antes del 13 de marzo, suspendidas durante dos meses y que ahora se retoman poco a poco». Cree que hasta «el otoño no habrá una recuperación de las operaciones».

 

Fuente: diariodeibiza.es

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy de acuerdo con los terminos y condicciones de la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.