MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno no ve necesario conmemorar el centenario de la huelga de ‘La Canadiense’ que propició la regulación de la jornada laboral de ocho horas en España y prefiere, en todo caso, celebrar el decreto posterior que, por primera vez en Europa, reconoció legalmente esa conquista social.

Precisamente el próximo martes, 5 de febrero, se cumplirán cien años de la convocatoria de la huelga conocida como de ‘La Canadiense’, por tener origen en el despido de 45 trabajadores de la empresa Barcelona Traction, Light and Power Company, cuyo principal accionista era el Canadian Bank of Commerce of Toronto.

Estos despidos fueron provocados por una huelga previa llevada a cabo en diciembre de 1918 por los obreros que trabajaban en la construcción de la central hidroeléctrica de Camarasa (La Noguera, Lleida). A los pocos días, la huelga de ‘La Canadiense’ tuvo un respaldo de cerca del 70% de toda Cataluña y, tras las movilizaciones, el Gobierno acabó regulando por ley la jornada laboral de ocho horas.

HITO HISTÓRICO

El diputado de En Comú Josep Vendrell, que es natural de Camarasa, considera que aquella huelga y la salida del conflicto, tras más de 40 días de paros, “es un hito histórico del movimiento obrero europeo, de la organización sindical, en este caso protagonizada por la CNT”, y supone “el renacimiento de una corriente de solidaridad, apoyo social, de reconocimiento y orgullo de las clases populares”.

 

Por ello, registró una batería de preguntas y una proposición no de ley en el Congreso para impulsar un reconocimiento a esta protesta y para aumentar los recursos dirigidos a la investigación historiográfica del movimiento obrero.

En su respuesta, recogida por Europa Press, el Ministerio de Trabajo asegura que “no puede haber inconveniente en la conmemoración” de esta conquista social “impulsando una declaración institucional”, pero prefiere centrarse en celebrar la aprobación del decreto.

Así, el Gobierno apuesta por “poner realmente el acento, más que en el origen del conflicto, en la promulgación del decreto de 3 de abril de 1919, por ser la primera norma a nivel europeo en establecer ese máximo diario de la jornada laboral de ocho horas, y ser además precursora de la primera iniciativa internacional adoptada al respecto”.

Vendrell, que es licenciado en Geografía e Historia, aprovechó su iniciativa para reclamar al Gobierno que aumente los recursos humanos y materiales destinados a la investigación del movimiento obrero, la reparación en memoria de represaliados sindicalistas y el papel de las mujeres en este período, unas cuestiones que el Ejecutivo elude contestar en su respuesta parlamentaria.

Fuente: europapress.es

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy de acuerdo con los terminos y condicciones de la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login to your account below

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.