¿Puedes reclamar la plusvalía? Para ello debes probar la existencia de una pérdida patrimonial

  • Se hace hincapié en que el usuario es el responsable de probar la inexistencia de incremento de valor del terreno transmitido
  • MANUEL GUTIÉRREZ | Madrid
 

Sede del Tribunal Constitucional

El Tribunal Supremo aseura que sólo pueden reclamarse la plusvalía en caso de que se haya sufrido pérdidas en la transmisión del inmueble. De este modo, el consumidor “debe probar la existencia de la pérdida patrimonial mediante cualquier medio de prueba“, según manifiesta OCU.

De este modo, se modifica la ley de Haciendas Locales en lo relativo a este impuesto, para introducir el supuesto de no aplicación en los casos en que el ciudadano “acredite que no ha obtenido un incremento de valor”.
El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía), es un impuesto que hay que liquidar en el Ayuntamiento siempre que se transmita la propiedad de un inmueble urbano sito en un Municipio (a través de una venta, por ejemplo) o bien se adquiera por herencia o donación.
En la sentencia del Supremo, se hace hincapié en que el usuario es el responsable de probar la inexistencia de incremento de valor del terreno transmitido. Además, “el contribuyente puede utilizar cualquier medio de prueba (siendo el más común las escrituras públicas donde consta de manera fehaciente la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión)”, según explican OCU.
De este modo, la Administración es la responsable de decidir si finalmente se procede a la liquidación de la plusvalía. Existen ya numerosas sentencias que dan la razón a los consumidores y les permiten recuperar su dinero.
Asimismo, en el caso de autoliquidaciones o liquidaciones que ya hayan sido pagadas y que se encuentren en la misma situación de falta de incremento del valor, los contribuyentes también podrán solicitar su revisión mediante una instancia motivada que se resolverá de acuerdo con lo que disponga la nueva legislación.
La sentencia dictada el año pasado por el Constitucional ya consideró que el Impuesto de Plusvalía, tal y como estaba regulado, vulnera el principio constitucional de capacidad económica, ya que su cobro no se vinculaba a la existencia de un incremento real del valor del bien, “sino a la mera titularidad del terreno durante un periodo de tiempo”.

Fuente: elmundo.es

Responder